El pasado sábado 29 Septiembre a las 12 la mañana y con un calor como era de esperar , asistimos a la boda de Eduardo y Rocio.

La ceremonia la ofició el actual alcalde de Mairena del Alcor D. Ricardo Sánchez Antúnez en la casa palacio de Mairena del Alcor.

La Casa Palacio de los Duques de Arcos es un modelo constructivo típico de la nobleza en la campiña sevillana, que servía de residencia privada y de casa de labor para la explotación de la tierra. Del palacio inicial de Mairena, que data de principios del s. XV, se conserva una gran nave y un patio central con pilares de estilo mudéjar. A fines del s. XVII se reforma el palacio, alineándolo con la calle Real y construyendo el patio del apeadero y una gran nave, llamada “del molino” por instalarse uno de aceite en el s. XIX.

La parte noble del edificio, diseñada en su origen como residencia del dueño y utilizada posteriormente por los administradores, se estructura en torno a un patio central mudéjar porticado, con galería cubierta a un agua sobre pilares de ladrillo ochavados. A su alrededor, se disponían varias naves con las habitaciones principales, la cocina y una gran nave alta. La zona dedicada a uso agrícola se componía de las naves de la calle Real, la nave del molino, las cuadras y los almacenes situados en torno al patio del apeadero, que cuenta con una entrada secundaria. Finalmente en la parte trasera existía una amplia huerta que hoy está ocupada por el graderío del escenario construido tras la restauración del edificio.

Los novios se casaron en el patio del pozo adornado para la ocasión por floristería Alejandro.  El novio llegó en un coche clásico de TCM  y ataviado con traje de Protocolo, zapatos de Roberto Garrudo y peinado por Javier (la gata).

Los nervios y la ilusión se percibían en sus ojos al ver llegar a una novia radiante en un coche de caballos de Pepe Iglesias vestida con un traje confeccionado por Ana, zapatos de LODI, peinada por Vanesa Limones y estupendamente maquillada por Esperanza Ruz.

Fue una ceremonia muy emotiva donde se mezclaron sonrisas y lagrimas por tanta emoción, todo amenizado por los tamborileros de Almonte Rosendo y Miguel.

Después nos dirigimos al salón de celebraciones Doña Elena en el pueblo de La Rinconada donde disfrutamos de su estupendo catering en compañía de sus allegados, amigos y su gran familia.  La fiesta duró hasta altas horas con muchas sorpresas y muy bien llevada por el DJ CANO.

Gracias por hacer participe a Foto Damián del día más importante de vuestras vidas y permitirme compartir con vosotros la felicidad de estos bonitos momentos.

Espero que con estas imágenes podáis siempre recordar la felicidad vivida este precioso día.

GRACIAS EDUARDO Y ROCIO.